Para el registro

De vuelta al redil

El periodista John Müller regresará este lunes al diario ‘El Mundo’ casi tres años después de abandonar el proyecto y poner rumbo a ‘El Español’. Müller publicará sus columnas en el rotativo de Unidad Editorial y mantendrá su colaboración en los programas de Carlos Alsina y David del Cura, en Onda Cero, y en varios medios chilenos, según explican fuentes internas.

El comunicador chileno regresa al rotativo en el que ha desarrollado el grueso de su carrera profesional y del que fue fundador, en 1989. En su redacción, ocupó diferentes puestos de responsabilidad, como el de jefe de Internacional, redactor jefe de Local, subdirector de Economía o director adjunto.

El fichaje de Müller será el segundo ‘de peso’ que realizará el diario de Unidad Editorial en las últimas semanas. Recientemente, anunció la llegada de David Gistau, otro ‘hijo pródigo’ que regresó hace unas semanas a la cabecera de Unidad Editorial procedente de ABC. Desde entonces, ha firmado columnas de opinión y reportajes.

Sus nuevos gestores, con el italiano Urbano Cairo a la cabeza, han dado la orden de reducir los gastos operativos lo máximo posible para mejorar la rentabilidad del negocio, algo que ha ocasionado malestar en la redacción, donde se critica la imposibilidad para cubrir todos los asuntos de actualidad, ante la escasez de personal. Sin embargo, los dueños de El Mundo han decidido ‘abrir la mano’ para reclutar firmas reconocidas para el proyecto.


¿Ficción o reporteo?

En tiempos de redes sociales y transmisión de noticias “en vivo y en directo”, cuesta a veces distinguir la ficción de la realidad… o una “recreación” de un reportaje legítimo. Fue lo que ocurrió en el programa “Alerta Máxima” de Chilevisión. El escenario fue el paso fronterizo cardenal Samoré y los protagonistas, el perro “Dibu” que detecta droga y funcionarios de Carabineros. Su supuesto objetivo: incautar 12 kilos de droga.

El programa fue exhibido el miércoles 16 de mayo, y mostró la detención de dos “burreros” y el decomiso de marihuana prensada. Todo falso. No hubo tales arrestados ni decomiso alguno. La fiscal de Osorno, María Angélica de Miguel anunció que “se solicitó un informe a Carabineros, mediante el cual señalaron que lo expuesto en dicho programa no corresponde a un procedimiento policial real, sino a una recreación. En consecuencia no hubo detenidos ni droga incautada”… “Respecto del programa de Chilevisión nosotros como Ministerio Público nos enteramos del mismo modo que ustedes, sin haber tenido ningún tipo de información previa”.

Según El Mercurio, la productora ejecutiva Andrea Vargas y el director Diego López fueron despedidos por no poner en conocimiento de la plana ejecutiva de la estación ni del público que se trataba de una recreación de un caso ocurrido en el año 2000. Antes, el canal desvinculó al periodista y al camarógrafo que participaron en la grabación.

El Grupo Turner, propietario de Chilevisión, calificó el hecho como “grave”, sumando que atentaba “contra los principios éticos y editoriales de la señal, ambos valores y pilares intransables”.


Periodismo bajo ataque en Nicaragua

Mientras que reporteros se ponen cascos para cubrir las violentas protestas en Nicaragua, organizaciones de derechos humanos y prensa están llamando a la comunidad internacional a poner atención a los ataques a periodistas y medios noticiosos durante las protestas contra el gobierno del Presidente Daniel Ortega.

Amnistía Internacional, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) han sido algunas de las organizaciones que han condenado la violencia que ha dejado casi un centenar de muertos, entre ellos un periodista, de acuerdo con el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos.

Amnistía Internacional presentó el 29 de mayo el informe “Disparar a matar. Estrategias de represión de la protesta en Nicaragua”, en el que se afirma, entre otras cosas, que existe un intento de control de la prensa a través de “la censura, los ataques y las amenazas a los medios de comunicación y periodistas, por parte de las fuerzas antimotines y grupos parapoliciales”.

Las restricciones a la libertad de expresión se plasmaron en ataques físicos, amenazas, robos y daños sufridos por equipos de grabación sonora y audiovisual de las y los periodistas que cubrían las protestas”, indica el documento.

El informe da cuenta de decenas de agresiones a representantes de medios de comunicación ocurridas entre abril y los primeros días de mayo, incluido el asesinato del periodista Ángel Gahona por un disparo en la cabeza mientras reportaba en vivo a través de Facebook Live una manifestación.


Nacionalidad en duda

El año 2006, por iniciativa del senador Rafael Moreno (DC), el Congreso le concedió la nacionalidad por gracia al sacerdote italiano Ricardo Ezzati, actual arzobispo de Santiago. Fue una votación unánime. En ese momento se consideró que el cardenal merecía un “reconocimiento a la fructífera y valiosa labor que durante más de 30 años ha desarrollado en beneficio de los desposeídos, particularmente, en actividades académicas, públicas y privadas, contribuyendo al progreso de la educación y al desarrollo y formación los más necesitados”.

Ahora, 12 años después, la senadora Ximena Rincón, junto a la PPD Adriana Muñoz, impulsan un proyecto de ley para revocar este derecho, teniendo como antecedente el rol del cardenal en los casos conocidos de abuso sexual en la iglesia chilena.