Citas textuales

Integridad española en riesgo

Apoyamos al Estado de Derecho, a la Constitución y a la convivencia, a pesar de este Gobierno. Y también a la integridad territorial del país, que hoy está en riesgo (…) Exigimos que Rajoy, como presidente del Gobierno, dé una solución política a esta grave crisis, que negocie, negocie y negocie y logre un acuerdo, ésa es su responsabilidad.

Pedro Sánchez, líder del PSOE después del triunfo del referéndum independentista en Cataluña.


Una constante de la Derecha

A fines de los años noventa se discutió modificar el estatuto de la filiación. Por esos días, y aunque hoy suene increíble, se distinguía entre hijos legítimos e ilegítimos, según mediara o no matrimonio de los padres. La distinción era obviamente discriminatoria y resultaba opuesta al principio que subyace a los derechos humanos (según el cual no deben reprocharse a las personas cualidades adscritas sobre las cuales carecen de todo control, entre las cuales están obviamente las circunstancias en que cada uno fue concebido). ¿Cuál fue entonces la posición de la derecha? Se opuso con dientes y muelas (sus argumentos no eran demasiados) y solo consintió en el nuevo estatuto una vez que se garantizó que los derechos hereditarios del cónyuge se fortalecieran (de manera que la igualdad de los hijos no los desmedrara).
Esta derecha piensa que el paternalismo (creer que hay razones para intervenir en la vida de las personas independiente de cuál sea la opinión de estas últimas) debe ser la regla general en política. En vez de creer que la tarea de la política es crear las condiciones para que los individuos gestionen y conduzcan su vida, la derecha cavernaria piensa que la política tiene por función guiar las vidas ajenas, especialmente en cuestiones de moralidad (como lo puso de manifiesto su actitud en el debate del divorcio, igualdad de los hijos y aborto). La derecha cavernaria, en suma, no piensa que la política tenga como tarea representar a los individuos y su forma de ver la vida, sino que cree que la política consiste en representar a la sociedad, como si esta fuera una entidad intemporal, con un contenido espiritual que hay que evitar ensuciar.

Comentarista Carlos Peña ratificando la calificación de Mario Vargas Llosa de que hay una “derecha cavernaria”.


Sorprendente

Mario Vargas Llosa es libre para calificar de "cavernaria" a la derecha que se opone al aborto. Lo sorprendente es que viaje a Chile a entregarle el premio "Defensa de la Democracia y la Libertad" a Sebastián Piñera, cuya oposición al aborto es de todos conocida.

Carta del lector Joaquín García-Huidobro sobre el mismo tema.