Citas textuales

El papel de las reglas y las instituciones

Arthur Koestler, quien escribió una de las mejores investigaciones sobre la violencia… arriesgó la hipótesis de que en los seres humanos había una desconexión entre la razón y la emoción, entre el cerebro frontal y el cerebro posterior. La hipótesis de Koestler tiene la virtud de que muestra el papel que juegan las reglas y las instituciones. Ellas se acuerdan y se diseñan en un esfuerzo de racionalidad, empleando el lado frontal del cerebro, por decirlo así, para contener y sujetar el otro lado, el cerebro posterior, ese lado que aplaudía mientras se torturaba a ese par de presos, bajo la mirada vigilante (no hay que olvidarlo, puesto que de aquí se deriva la responsabilidad estatal) de un gendarme

Carlos Peña comentando las declaraciones de quienes aplaudieron el brutal tratamiento de dos acusados de un horroroso crimen.


Suma y sigue..

No me dejo intimidar por un senador que quiera poner a su gente en mi ministerio

Alejandra Pérez, ministra de Cultura, reiterando su molestia con el senador Chaguán.


Hora de responder

Más allá de sentirme perjudicado, a mí lo que se me hizo fue achacarme delitos sin ninguna prueba (…) En este país hay gente que tiene más responsabilidad que otros, sobre todo cuando se trata de diputados y autoridades del país. Esa gente tiene que responder por difamar

Sebastián Dávalos al presentar querellas contra parlamentarios de Chile Vamos, acusándolos de “montaje comunicacional”.


El anacronismo de las notarías

La realidad de los notarios en Chile no se parece en nada a la mitología egipcia ni a la realidad griega. Más bien, es justo lo contrario. Y es por esa razón que la Fiscalía Nacional Económica esta semana nos ratificó lo que todos sabíamos: que las notarías son un anacronismo, un cartel y una vergüenza

Francisco José Covarrubias en El Mercurio.


Los argumentos del defensor

Asumí la defensa de Santelices para dar una señal política en favor de la tolerancia

El ex subsecretario DC Jorge Correa Sutil reconoce que “cruzó la frontera” al defender a un ministro de Piñera de una acusación constitucional, pero sostiene que el libelo no solo era injusto, sino que, además, ponía término de manera ilegítima a una discusión que se debe dar en el Congreso.