Citas textuales

La falsificación de Piñera

La derecha al abogar por el Sí hace 30 años quería alargar al menos por otros ocho años la dictadura, si bien atenuada. Decir que quienes hace 30 años abogaban por el Sí participaron en la recuperación de la democracia por el hecho de que concurrieron a votar Sí, es absurdo. Es como sostener que quien intenta estafar a otro contribuye a la justicia de este mundo porque crea una oportunidad para que el juez la ejerza al sancionarlo. Es lo que pudiera llamarse la falacia de Judas: Judas sería el cristiano ejemplar porque habría dado oportunidad a que Jesús se revelara en su divinidad … Es razonable y es comprensible que el Presidente Piñera falsifique el sentido de lo que ocurrió hace 30 años (el cálculo lo obliga a edulcorar la memoria); lo que no es comprensible, tampoco muy digno, es que la derecha y algunos de sus líderes, que entonces apoyaron con sinceridad el Sí, den la espalda a sí mismos y consientan en silencio que se los falsifique

Carlos Peña en El Mercurio


Una reflexión acerca de lo que pasó

Yo lamento que algunos hayan decidido restarse porque si bien es cierto que aquí algunos pueden decir si nosotros votamos que Sí, cómo vamos a ir a una conmemoración del No. (Pero) como ustedes vieron esto no fue con chaya, ni se repartieron chapitas del No. No, esto fue una reflexión sobre lo que ha significado también para la construcción de la democracia y el triunfo del No

Diputado Jaime Bellolio cuestionando a la mesa directiva de su partido por haberse restado de la ceremonia del 5 de octubre en La Moneda.


Dictadura y transición…

La derecha chilena que apoyó a Pinochet -casi toda- dio sus votos para la reforma constitucional de 2005 no a partir de una conversión a la idea de una democracia en forma que sustituyera a aquella groseramente limitada que tuvimos entre 1990 y aquel año, sino por conveniencia de su sector que ya no podría controlar las fuentes de nominación de los senadores designados. Tratemos o no de ocultarlo, lo que tuvimos, igual que la dictadura, fue una transición cívico-militar-empresarial.

Comentario del académico Agustín Squella


Transición ganada

No tiene nada que atribuirse la derecha. Es una negación plantear que hubo una transición pactada. No. La transición fue una transición ganada, ganada por la gente. “La derecha después de que recuperamos la democracia e instalamos a un Presidente como Patricio Aylwin, no nos permitió avanzar en profundizar la democracia. Nos demoramos 15 años en reformar la Constitución para sacar los enclaves autoritarios

Ex senador Andrés Zaldívar a propósito del debate sobre la transición y el plebiscito.


Sin cambios en las definiciones ideológicas

El partido (comunista) actual todavía sigue las máximas de Marx, Engels y Lenin, "sustentan nuestras definiciones ideológicas" (XXIV Congreso Nacional). "Nunca hemos descartado la posibilidad de la vía armada, siempre y cuando estén las condiciones" (Vallejo, 2012). Cayó la URSS, pero el internacionalismo del PC pervive, aunque de otra forma. Consúltese la índole del Foro de Sao Paulo, integrado por grupos y partidos de izquierda latinoamericanos, fundado en 1990 post caída del Muro y cuyos estandartes son H. Chávez, D. Ortega, N. Maduro, etcétera. Léase el discurso del citado dirigente Lagos en la asamblea realizada en Cuba, en julio del presente año

Alvaro Góngora en un comentario titulado ¿Es de fiar el PC?